54.jpg
El Castillo de Budmerice es una de las atracciones más lindas de Eslovaquia. Pues este, como tantos otros palacios espectaculares de Eslovaquia, alberga una interesante historia respecto a su construcción, como también a su leyenda.

En este sentido, el Castillo de Budmerice se encuentra situado a sólo 35 kilómetros de Bratislava, y para acceder a él, se debe atravesar una alameda de álamos, en los campos debajo de los Pequeños Cárpatos; el cual, se encuentra rodeado de un maravilloso jardín inglés con fuentes.

Con respecto a su historia, es preciso destacar que fue construido por el conde Ján Palffy en el año 1889 estableciendo en el palacio un estilo ecléctico. Este sitio, junto con los castillos de Smolenice y Bojnice, forma parte de los castillos más atractivos arquitectónicamente de Eslovaquia.

En este sentido, el conde Palffy, dio lugar a esta construcción para utilizarlo para cacerías, puesto que este era un aficionado cazador. El sentido del palacio, era representar el regreso de la familia a su época dorada, puesto que los Palffy era una de las familias aristocráticas más famosas de Hungría.

En la actualidad, el castillo forma parte de la Asociación de escritores eslovacos. Además, estos organizan actividades diversas allí y otorgan alojamiento a los escritores que necesitan tranquilidad para ejercer su labor.

Por otro lado, como todos los castillos, este también alberga una leyenda muy atrapante. La leyenda cuenta que el conde Palffy después de visitar Francia se enamoró de una joven de la nobleza francesa.

Antes de pedir la mano de la misma el Conde decidió arreglar sus castillos de manera tal que recordaran a la muchacha los castillos de su Francia natal. El conde visitó distintos castillos y luego empezó a reconstruir sus castillos. Lo hizo con tanto ahínco que no se dio cuenta como pasaba el tiempo.

Cuando terminó la reconstrucción de sus castillos se dio cuenta que había envejecido y la muchacha ya hace tiempo se había casado y perdido interés en él.

Vía: Eslovaquia
Imagen: Panoramio