eslovaquia-060714.jpg

Una buena noticia llega desde España y es que la guardia civil de dicho país ha detenido a cinco personas acusadas de traficar cachorros provenientes desde Eslovaquia. Esto sucedió en la provincia de Sevilla, en donde al parecer los animales que fueron intervenidos allí eran adquiridos en principio por un valor de 30 euros, para luego ser vendidos por estos sujetos a un valor de alrededor de 300 euros en el mercado español.

Según se pudo saber, los animales no contaban con las condiciones mínimas para entrar al país , ya que no contaban con la documentación de las vacunas obligatorias, ni tampoco con la edad mínima requerida, que es de tres meses, según informó la guardia civil.

Los cachorros fueron encontrados por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), en un excelente trabajo realizado por dicha organización. Los sujetos contaban con documentación falsa, firmada por un veterinario, el titular de una clínica al cuál le requisaron alrededor de doscientas vacunas sin administrar, pero a las cuales le faltaban las pegatinas que se colocan en los documentos.

Esta documentación ilegal con la que se manejaban los individuos, contaba con certificados comunitarios, pasaportes y microchips para simular una imagen de legalidad, y posteriormente poder venderlos a través de la web, con un valor de alrededor de trescientos euros.

Es bueno también mencionar que el Seprona pudo localizar el lugar de venta en el polígono industrial de Guillena, en Sevilla, en donde se pudo encontrar una camada de cachorros, la mayoría de ellos de razas como Pinscher Alemán, Yorkshire, West Higland o White Terrier, entre otras. Los mismos tenían todos un ítem en común, y es que ninguno superaba los tres meses de edad, incluso algunos rondaban el mes.

Vía: La Vanguardia
Noticias: Antena 3