53.jpg
El lago Zemplínska šírava, conocido popularmente como el Mar Eslovaco, es uno de los paseos obligados que los viajeros tienen al elegir este destino. Se trata de una represa que se encuentra situada en el oriente de Eslovaquia, formada por el río Laborec, próximo a la población de Michalovce, en la región de Košice.

Sin embargo, no sólo apreciar el lugar es una buena experiencia, sino también, resulta sumamente interesante conocer a cerca de su historia. Pues la represa, fue construida entre los años 1961 y 1965, teniendo una extensión de más de 30 kilómetros cuadrados, con una profundidad de alrededor de 10 metros, con una máxima de 14.

Una de las características principales de Zemplínska šírava, es que se trata de una de las zonas más cálidas del país, por lo que cientos de viajeros eligen año a año este destino, pudiendo disfrutar en ocasiones de temperaturas similares a las zonas tropicales, incluso por la noche.

Además, próximo a este maravilloso lugar se encuentra el resort de Montaña Blanca, un fabuloso sitio de alojamiento desde donde es posible apreciar las terrazas cubiertas de grama y plas playas hechas de gravilla, un verdadero espectáculo visual.

Para quienes buscan nuevas formas de entretenimiento, se recomienda especialmente visitar la Montaña del oso, a 9 kilómetros de la ciudad, donde los visitantes tienen la posibilidad de alquilar embarcaciones y bicicletas de agua.

Vía: Eslovaquia
Imagen: Dromedar