59.jpg
Banská Štiavnica es una de las ciudades que realmente merecen ser visitadas en Eslovaquia. La misma, se encuentra situada en el centro del país, en el corazón de una inmensa caldera que fue creada naturalmente por colapso de un antiguo volcán. Estas calderas, también son un gran atractivo turístico, de hecho, debido a su gran tamaño son conocidas como “Montañas Štiavnica”.

Respecto a la ciudad, Banská Štiavnica cuenta con una población superior a los diez mil habitantes. Se trata de un sitio con un gran valor histórico, por lo que fueron consideradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en diciembre del año 1993.

En este sentido, es importante destacar que la historia de Banská Štiavnica se encuentra ampliamente vinculada a la explotación de sus abundantes recursos de plata, excavaciones que evidencian su desarrollo desde el período neolítico.

Entre los sitios más atractivos que los viajeros encontrarán para conocer se encuentra la plaza de la Trinidad, la cual posee una columna monumental de María y la Santísima Trinidad. Asimismo, esta plaza es el centro cultural de la ciudad y en ella se encuentra ubicado el museo minero. Además, los dos castillos denominados Nuevo (Starý zámok) y Viejo (Nový zámok) se han convertido en sendos museos para visitar en la ciudad.

Vía: Wikipedia
Imagen: Visita al Mundo