eslovaquia1.jpg

Entre todos los elementos turísticos, y característicos, que Eslovaquia puede poner al alcance de los millones de personas que le visitan por año, no podemos dejar de mencionar el rol fundamental que cumplen los parques nacionales en este sentido, y uno de los más importantes es, sin dudas, el Parque Nacional de Malá Fatra.

De hecho, denominado en eslovaco “Národný park Malá Fatra”, se trata de un sitio protegido que se encuentra ubicado en la parte norte de las montañas de Malá Fatra, que obviamente le ceden el nombre al mismo, y que presenta algunos de los más bellos paisajes naturales que podemos encontrarnos en toda la geografía local.

Hay que destacar, sobre este sitio, que el mismo posee una superficie de 226,3 kilómetros cuadrados, y que ha sido protegido por el Gobierno de Eslovaquia más concretamente desde el año 1988, cuando fue declarado como Parque Nacional, aunque antes, alertados de sus virtudes, los funcionarios nacionales le habían mencionado como “Zona de Paisajes Protegidos”.

En lo que hace a las montañas, las principales formaciones que se contemplan dentro del parque nacional, no se puede dejar de señalar que las mismas forman algunos de los bosques más tupidos de todo el territorio nacional, considerando que una superficie superior al 80% del total se encuentra recubierta de distintas especies de árboles.

Vía: Wikipedia
Imagen: My User Name is Taken