51.jpegPolicías eslovacos descubrieron un túnel de unos setecientos metros de largo en la frontera con Ucrania –comunicó este jueves en Bratislava un portavoz de la Policía Nacional de Eslovaquia.

Según datos preliminares, el paso bajo tierra fue cavado por contrabandistas, que por él llevaban cigarrillos baratos a Eslovaquia.

En este sentido, resulta interesante saber que el túnel estaba equipado con iluminación eléctrica y un sistema de ventilación. Por otro lado, los agentes del orden eslovacos suponen que los contrabandistas utilizaron este “corredor subterráneo” a lo largo de todo un año.

Vía: La Voz de Rusia
Imagen: Spanish