eslovaquia-140514.jpg

Eslovaquia está atravesando una etapa de bonanza turística, con cifras altísimas para el pasado año 2013 y en aún en crecimiento. Es importante observar que la duración de las visitas que los turistas hacen al país ha llegado a los dos días y medio de promedio. La afluencia de turistas del exterior sigue siendo muy importante. Los checos siguen siendo la primer minoría; luego los polacos, alemanes, ucranianos, austríacos, húngaros, rusos, italianos e ingleses. Sin embargo, los turistas locales siguen siendo la mayoría. Las regiones más visitadas son las de Žilina y Prešov.

Colaboran con esta bonanza turística el mejoramiento de los servicios ofrecidos así como el fortalecimiento de la economía nacional eslovaca así como la de la global.
Un reporte de la Universidad de Ciencias Económicas de Bratislava informó que los turistas extranjeros que visitan esa ciudad gastan un promedio de €110 por persona y por día. La mayor parte de ese monto se consume en comidas, bebidas, alojamiento, shopping y souvenirs. En cambio, gastan muy poco en eventos culturales u otras actividades.
Los mayores consumidores son los rusos, seguidos por los británicos, los italianos, franceses y asiáticos.

Las autoridades turísticas fomentan sectores específicos del turismo, como el cicloturismo, el avistaje de pájaros, el turismo de naturaleza y el agroturismo.
Un desafío permanente es mantener el interés de los turistas locales. Con relación a los checos, al resultarles extraño el idioma eslovaco y hablar otras lenguas extranjeras, prefieren viajar a otros países.

La calidad de los servicios sigue siendo esencial para seguir captando turismo de calidad. Para conseguir esta meta, el Ministerio de Transporte adquirió en Alemania una licencia para aplicar un programa de certificación de calidad de servicio, el que se lanzará en Eslovaquia en 2017.

Vía: E Turbo News
Imagen: Viaja a Europa del Este