eslovaquia-200614.jpg

Aunque no fueron demasiado publicitadas, en los últimos días se llevaron a cabo en Eslovaquia elecciones a fin de definir quien sería el nuevo Presidente del país. Como las últimas encuestas señalaba, el ganador de las mismas fue Andrei Kiska, quien asumió este sábado, así que vamos a analizar un poco las grandes novedades del caso, esas que ayudan a explicar un poco lo que viene sucediendo en esta nación.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que Kiska se hace con el cargo para reemplazar al nacionalista moderado Ivan Gasparovic al frente del país durante los próximos cinco años. En estas elecciones en particular, ha logrado superar con cierta facilidad al socialdemócrata Robert Fico, es decir el Primer Ministro de la nación, por lo que ambos deberán seguir trabajando juntos en los próximos tiempos.

En cuanto a las diferencias entre ambos, tenemos que señalar que sobre todo las mismas tienen que ver con que si por su lado Fico se opone a las sanciones contra Rusia, Kiska tiene una visión mucho más europea del asunto, y ha asegurado estar a favor de ellas. Lo curioso del caso es que Kiska logró imponerse en las elecciones incluso cuando se presentó como un candidato independiente, algo que le posicionó muy bien.

De todos modos, la idea que se sigue es que podrían comenzar a surgir algunos inconvenientes o discusiones políticas en Eslovaquia, en tanto y en cuanto Gasparovic siempre respaldó la política exterior de Fico, mientras que se espera que ello no vaya a suceder con Kiska, mucho más crítico de esta ideología.

Vía: DW
Imagen: Press TV