eslovaquia-260514.jpg

Ucrania va a recibir gas a través de un gasoducto vía Eslovaquia, a partir de setiembre. En caso de que Rusia deje de proveer de gas a Ucrania, Ucrania y Eslovaquia firmaron un acuerdo en Abril para que los países de la Unión Europea le suministren el fluído necesario a la antigua república soviética, enfrentada ahora con el gigante ruso. El volumen a enviar no es el esperado pero es todo lo que pudo conseguirse.

Se espera comenzar en setiembre, siempre que se puedan solucionar algunos inconvenientes que se están registrando. Se bombearán entre 8 y 10 billones de metros cúbicos de gas licuado de petróleo. La empresa encargada es la eslovaca Eustream, operadora del gasoducto. La capacidad del gasoducto es una de las pruebas a efectuar tanto por razones operativas como de seguridad. Al comienzo, el flujo no será el máximo posible hasta que se esté seguro de que no hay peligro alguno en enviar la máxima presión posible.

Para ayudar a satisfacer su consumo anual de cerca de 55 mil millones de metros cúbicos (bcm), Ucrania venía presionando para conseguir hasta 30 bcm al revertir los flujos en tuberías que se utilizan actualmente para importar gas ruso a Eslovaquia. Según lo establecido entre los países intervinientes en el acuerdo de abastecimiento, Eslovaquia deberá hacer ajustes técnicos ya que se utilizarán viejas tuberías que no se encontraban en uso.

Las autoridades rusas no objetaron el acuerdo ni sus alcances, ya que –como manifestó el Ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergei Lavrov- lo acordado no viola acuerdo alguno con respecto a la firma estatal rusa Gazprom. Esta empresa ya había manifestado que no seguiría suministrando gas a Ucrania si ésta no pagaba lo adeudado, todo lo cual superaba los tres mil millones de euros.

Vía: Euractiv
Imagen: Te Interesa