5.jpg
El ferrocarril nacional de Eslovaquia estará incluido en la oferta del Eurail Global Pass clásico, que permite los viajes ilimitados en tren durante una gama de periodos de validez, por periodos continuos de viaje o en días flexibles de viaje en 23 países. Se ofrecen descuentos a grupos de dos o más personas y a jóvenes menores de 26 años. Los precios arrancan desde sólo 30 euros diarios por un Global Saver Pass de quince días.

Eslovaquia se ha transformado en un popular destino turístico europeo, y The Adventure Travel Trade Association (ATTA) clasificó al país en segundo lugar entre los principales destinos aventureros del mundo, en la categoría Destinos Turísticos en Desarrollo, 2010.

El ferrocarril eslovaco abarca 3616 kilómetros (2247 millas), y se conecta con la red ferroviaria paneuropea de los países circundantes de Hungría, Austria y la República Checa. Viajar con el Eurail Global Pass hace que el viaje en tren a través de algunos de los países menos conocidos de Europa continental sea una realidad tangible. El viaje en tren ofrece una forma relajante, cómoda y conveniente de disfrutar de los diversos paisajes, culturas y vistas europeas.

A Bratislava con frecuencia se la llama la “Belleza del Danubio”, y Eslovaquia tiene mucho por ofrecer, desde bellísimos castillos, las vistas de la cadena montañosa de los Tatras y populares spas y centros de bienestar. El sistema ferroviario europeo es moderno y confiable, y las conexiones transfronterizas en tren hacen muy accesible desplazarse por el continente. El Eurail Global Pass representa el 42% de las ventas totales de Eurail Pass (en 2010 usaron este pase más de 70.000 viajeros), y sigue siendo un popular pase ferroviario que les brinda a los viajeros incontables oportunidades de explorar Europa en tren.

Imagen: Explore for a Year