eslovaquioa-170614.jpg

Mientras que el aumento de los precios es un azote para la mayoría de las economías del mundo –en especial en los países en vías de desarrollo- en otros, los índices que miden estas oscilaciones suelen alcanzar cifras razonables, lo que garantiza la ansiada estabilidad y un mayor poder adquisitivo en especial en sus clases trabajadoras. Así, entre estos últimos casos se encuentra Eslovaquia, donde se ha dado a conocer que los precios no han aumentado en el último mes.

Esta es una buena noticia para los eslovacos –en especial a los que cuentan con remuneraciones fijas-. Es remarcable esta noticia, ya que los precios han venido reduciéndose en los últimos tres meses hasta llegar a esta envidiable situación del último mes. El dato fue dado a conocer por la Oficina de Estadísticas de la República Eslovaca. Año tras año, en el mes de abril registra una baja del 0.2 por ciento, pero no llega a ser tan estable como el último mayo.

Sobre la base del sistema de medición mes a mes, el nivel de precios al consumidor subió un 0.3 por ciento en mayo, siguiendo a una lectura plana en abril. Sobre el sistema de medición anual (año sobre año), los precios se elevaron un 0.2 por ciento en mayo, luego de permanecer sin cambios en abril.

En el último año, el costo de la educación en el país centroeuropeo se elevó un 4.7 por ciento. Estas cifras se agregan al aumento del 2.2 por ciento en los precios de las bebidas alcohólicas y en el del tabaco, un aumento del 1.3 por ciento en los precios de los hoteles, cafés y restaurantes y un 1.1 por ciento en el costo de la indumentaria y el calzado.
Mientras tanto, el precio de los comestibles, la vivienda, el agua, la electricidad, el gas y otros combustibles, el transporte y los servicios de telecomunicaciones se han reducido en mayo.

Vía: RTT News
Imagen: Neurope