ucrania-conflicto.jpg

Las noticias que todos vemos de las últimas horas en Ucrania son más alarmantes a medida que pasan los días, y por eso no podemos dejar de mencionar el alerta que ha significado en Eslovaquia el hecho de que Úzhgorod, ciudad situada en la frontera con este país, alrededor de mil manifestantes llegaron hasta las oficinas de la Administración Pública, tomándola.

Este tipo de situaciones, que se suma a las que se producen en otras ciudades como Lvov, Ivano-Frankovsk, Ternópol, y desde luego la capital Kiev, ha llevado a que muchos de los países que tienen límites geográficos con Ucrania piensen en la posibilidad de cerrar las fronteras para evitar inconvenientes como los que tienen otras naciones vecinas de las que se encuentran en guerra o con conflictos internos.

A día de hoy, el problema al respecto es que las autoridades de Eslovaquia están muy preocupadas con la situación en la frontera con Ucrania, e incluso piensan las distintas alternativas que pueden mantener a la nación a salvo de lo que allí sucede. En tal sentido, se ha referido recientemente a la prensa ni más ni menos que la portavoz del Gobierno de Eslovaquia, Beatrice Szabóová.

A los medios internacionales, la misma funcionaria ha señalado que “estamos muy preocupados por la violencia en la cual desembocó la confrontación entre el poder y la oposición tanto en Kiev, como en otras ciudades de Ucrania. El Gobierno de Eslovaquia denuncia cualquier forma de violencia. En fechas próximas, analizaremos los sucesos en Ucrania y confirmaremos los pasos a seguir”.

Vía: RUVR
Imagen: ABC