59.jpgEslovaquia rechazó participar en la Misión de Observadores de las Naciones Unidas en Siria a causa de la situación y el aumento de violencia que existe en este país, informó el secretario de prensa del Ministerio de Defensa de Eslovaquia, Milan Vanga.

“En vista de los recientes acontecimientos en la región y el aumento de la violencia, en el momento nosotros no consideramos adecuada nuestra participación en la misión (de la ONU)”, dijo Vanga.

Eslovaquia cerró su embajada en Damasco el pasado 29 de marzo por razones de seguridad. El Consejo de Seguridad en abril de este año aprobó una resolución para el envío de un máximo de 300 observadores no armados para vigilar el establecimiento y la observancia de una tregua entre las fuerzas gubernamentales y grupos armados de la oposición.

Desde hace un año Siria es escenario de violentos enfrentamientos entre las fuerzas leales al presidente Asad y la oposición. El número de muertos ya supera 9.000 personas, según la ONU.

Por su parte, las autoridades reportan más de 2.500 muertos entre militares y agentes del orden público y al menos 3.200 muertos entre la población civil. Según el embajador sirio en Moscú, desde el 12 al 18 de mayo hubo más de tres mil casos de violación del acuerdo de alto al fuego por parte de la oposición.

Vía: Ria Novosti
Imagen: Rian