hotel-devin.jpg

Siguiendo con el repaso de los principales hoteles que podemos encontrarnos en Eslovaquia, en este caso nos quedamos en la capital Bratislava para alojarnos en el Hotel Devin. Desde luego, lo primero que llama la atención de este alojamiento es su espectacular ubicación, directamente enfrente del río Danubio, y casi que mejor, a sólo un minuto caminando del centro histórico de la ciudad, uno de sus principales atributos.

Un elemento curioso que debemos considerar al hablar del Hotel Devin tiene que ver con que debajo de sus cimientos pasa uno de los trenes principales que recorren Bratislava, y por momentos parece sentirse en las habitaciones, aunque no es nada significativo. En cualquier caso, queda claro que ver el amanecer sobre el Danubio es mucho más importante que sentir alguna pequeña vibración cada media hora.

Con WiFi a nuestra disposición en cualquier parte del hotel completamente gratuito, no podemos dejar de mencionar que en el Hotel Devin los desayunos son realmente abundantes y bien al estilo local, incluyendo elementos como por ejemplo quesos, panes, paté, y otros tantos dulces y demás que nos permiten obtener una espectacular experiencia gastronómica más allá de todo lo demás.

Si eres amante de la relajación durante las vacaciones o has llegado algo cansado de alguna de las excursiones, tienes que pensar que el spa local es muy bueno, y aunque muchos clientes del hotel suelen buscarlo, vale la pena la espera. Finalmente, poco más podemos decir de Bratislava, una de esas ciudades europeas con encanto antiguo que no deberíamos dejar de visitar por ningún motivo.

Vía: Trip Advisor
Imagen: Tour4U