eslovaquia-290514.JPG

En las últimas semanas venimos viendo el más que interesante acercamiento político y comercial que existe entre Eslovaquia y la República Checa, lo cual resulta sobre todo atractivo considerando que hasta hace 20 años supieron ser una sola nación. En este caso, la novedad tiene que ver con que el segundo de ellos ayudaría al primero en la protección de sus cielos.

En efecto, el anuncio se ha producido hace poco tiempo, y tiene que ver con que falta casi nada para que expire el actual acuerdo que existe acerca del uso de aviones rusos MiG-29 por los militares eslovacos para el cuidado del espacio aéreo nacional. Como la Unión Europea está bastante recelosa de los acuerdos que las naciones del Este del continente contraigan con Rusia, antes de renovarlo se especula con otras salidas.

Es por eso que, de forma reciente, las autoridades de la Fuerza Aérea de la República Checa anunciaron que se encuentran dispuestas a ofrecer sus cazas para vigilar el espacio aéreo de Eslovaquia, una noticia que fue escuchada con mucho interés en Eslovaquia. De todos modos, hablamos en términos relativos, pues el contrato con Rusia, que tenía una duración de décadas, aún sigue vigente hasta el 2016.

Hay que recordar, por otro lado, que ya se había referido al asunto, hace no demasiado tiempo, el jefe del Estado Mayor checo, Petr Pavel, reunido con su par eslovaco, Milan Maxim, a quien le había adelantado que podían contar con sus cazas para la vigilancia del espacio aéreo, que resulta fundamental sobre todo para evitar el descenso de aviones que trafiquen cosas prohibidas, sobre todo sustancias como drogas.

Vía: Ria
Imagen: Sam and Caroline