eslovaquia181113.jpg

Una de las primeras cuestiones que debemos tener en cuenta todos los españoles que queramos visitar Eslovaquia, es que nuestra visa debe estar en orden a la hora de intentar ingresar a esta nación de Europa del Este. Por eso es sumamente importante que consideremos muchas de las cuestiones que vamos a analizar a continuación, para que no sufras ningún disgusto una vez que estés a punto de ingresar a tu país de destino.

Lo primero a saber es que los ciudadanos españoles no precisan visado para visitar Eslovaquia ni para residir y trabajar desde que Eslovaquia entrar a formar parte de la Unión Europea. Eso sí, no te confíes demasiado porque no te dejarán ingresar a su territorio a menos que lleves el Documento de Identidad o el Pasaporte completamente renovado y en orden.

Luego, en el caso de cónyuges e hijos menores de edad, será posible que ingresen con un permiso de residencia a través del registro en las comisarías de policía. Allí sí es posible que se te pregunten algunas cuestiones como por ejemplo los motivos de la residencia en Eslovaquia, que pueden ser sencillamente “vacaciones”, entre otros. Para hacer este tipo de trámites, tienes que preguntar siempre por la policía extranjera o “Cudzinecká polícia”, en tus primeros diez días de instancia en Eslovaquia.

También tienes que tener muy en cuenta los horarios de las comisarías locales, ya que en muchas ciudades de Eslovaquia es común y corriente que cierren sus puertas en el mediodía local. Por lo general, están abiertas desde las ocho de la mañana hasta las doce del mediodía, y allí descansan hasta la una o dos de la tarde, para volver a abrir sus puertas hasta las cinco de la tarde, o en algunos casos, sólo hasta las tres.

Vía: Para emigrantes
Imagen: Euro Lines