1.jpeg
Zilina es una de las ciudades que los viajeros deben tener en cuenta al elegir Eslovaquia como destino. Pues esta, es una localidad especialmente dedicada a los viajeros que buscan un sitio tranquilo en donde vacacionar, descubriendo rincones maravillosos y disfrutando de un paseo inolvidable.

Para comenzar, resulta importante destacar que la ciudad de Zilina se encuentra situada al noroeste de Eslovaquia, en la confluencia de los ríos Váh, Kysuca y Rajčianka.

Una de las características de Zilina que la establece como importante, es que se trata de la quinta ciudad más grande de Eslovaquia y quienes la elijan como destino podrán disfrutar de paisajes realmente maravillosos que harán que una simple visita se transforme en un inolvidable viaje.

En este sentido, es importante tener en cuenta que la ciudad de encuentra rodeada por impresionantes montañas que otorgan un paisaje realmente destacable. Pues ciertamente, Zilina se ubica entre las montañas Malá Fatra, Strážovské vrchy, Súľovské vrchy, Javorníky et Kysucká vrchovina.

Los viajeros que elijan pasear por aquí, deben saber que la temperatura promedio de Zilina durante julio es de aproximadamente 18 ºC, mientras que en enero, la mínima puede alcanzar los -4 ºC. Además, esta permanece nevada entre 60 y 80 días al año.

Vía: Wikipedia
Imagen: Discover the Trip